Cultureta de pacotilla

El rincón cultural cotidiano

Sábados en Montera

1969_Calle_de_Montera

Si en algún momento había aborrecido la calle Montera de Madrid, a partir de ahora he de decir que le guardo especial cariño. Si bien es conocida como el lugar de reunión y recreo de las prostitutas de la ciudad, lo cual es más que cierto, la variedad y las opciones culturales de la calle son infinitas. Y no solo culturales sino que si eres una shopaholic (adicción a comprar) la posibilidad de comprar zapatos aumenta.

Pero rememoremos la historia de tan conocida parte de la ciudad de Madrid ya que no siempre fue la calle de la prostitución por antonomasia sino que ha pasado por diferentes etapas. Esta es una de las versiones o leyendas que cuentan el nombramiento de la calle: en el siglo XV junto a la Puerta del Sol se arremolinaba el arrabal de San Ginés que desembocaba en los caños de Alcalá. Sancho IV, montaba a caballo cuando perdió su montera y nadie le avisó de tal extravío por lo que es enfadó ante tal adversidad. De modo que, se dice, que hubo dos piedras que rezaban así: Al pasar esta vereda el Rey perdió la montera, la otra Como Don Sancho era bravo, caminó con grande enfado. Pero hay otra versión más jocosa que se debe a la mujer de Montero de Espinosa la cual se hizo famosa por su belleza y por los escándalos públicos que protagonizaba.

Tiempo después, en el siglo XVIII se convirtió en una calle de lujo en la que se podía ver a las personalidades de aquel entonces. A finales del XIX debido a las obras que se llevaron a cabo para el ensanche de la Puerta del Sol, se convierte en foco del escritor Valle Inclán en su conocida obra Luces de Bohemia donde se encuentra la taberna Pica Lagartos. Ya en el siglo XX comienza el mercado de la prostitución convirtiéndose en lo que es hoy en día.

¿Qué es lo que tiene esta calle? Además de unir Gran Vía con la Puerta del Sol, ser una de las calles más concurridas de la zona centro, Montera es un lugar que acoge diversos comercios, zapaterías, lugares gastronómicos y tiendas de tatuajes. Esto es lo que ha hecho que cambie mi visión de la misma. Antes intentaba, siempre, y cuando digo siempre es siempre, no pasar por allí porque el fin de semana tiene semejante afluencia que dar dos pasos cuesta. Este sábado ha sido el día de mi reconversión, ya se sabe que del amor al odio hay un paso y viceversa.

Uno de los sitios en los que comer y beber de manera económica es la franquicia 100 Montaditos (jarras a 1,50, montaditos 1 euro). Pero tiene un peligro. La cercanía de tiendas de consumo y tatuajes. Ya se sabe la fama que tienen los habitantes de este país: comen y beben de manera social, lo comparten todo. Otro sitio barato es el Museo del jamón, otra franquicia que se extiende por diversos puntos de la ciudad (ración de jamón 2.50, caña 0.70). Justo enfrente Café&Té, lugar bastante bien decorado, acogedor pero que eleva sus precios hasta límites insospechados: jarra de cerveza: 3.75. Al lado un KFC, McDonalds, niños corriendo, balones que se van, gente a la que adelantar. Y sí, todo en compañía de las prostitutas que son quienes dan el aire diferenciador.

Pues bien, esta es la calle Montera. Unos pocos metros de asfalto en los que puedes ver y hacer de todo. Como ocurrió el sábado que comiendo y bebiendo en el ya citado 100 Montaditos (comimos por 5 euros cada una), con la segunda jarra de cerveza en la mano y un estado dicharachero las conversaciones empiezan a fluir y toman direcciones dispares. De modo que hablando de tatuajes en esa maravillosa banqueta alta,  se habla de eso mismo, de la posibilidad de tatuarse el cuerpo. ¿Pero cuándo? Pues ahora mismo. ¿El qué? Un faro. ¿Y tú? Yo la seta de Mario Bross. No te creo. Ni yo a ti. Y tras la tercera jarra una se levanta decidida, móvil en mano y termina tatuada. A eso me refería al principio cuando decía que la calle Montera es peligrosa.

Pero qué forma más bonita de pasar un sábado por la tarde que de tienda en tienda viendo tatuar tu piel. En una calle tan castiza, tan pura, tan conocida como Montera. Así que si, ahora la calle ha dejado de ser territorio hostil para pasar a ser el lugar en el que me tatué la seta que hacía crecer a Mario Bross con dos personas que he conocido hace apenas un mes. Todo sea por fomentar el negocio local, el alternativo y el del arte.

Image

2 comentarios el “Sábados en Montera

  1. Srta. Santorini
    14 octubre, 2013

    A veces, cuando estamos a punto de abandonar algo cambia y gira completamente la visión que tenemos. Es lo bueno de redescubrir ciudades con personas nuevas.

    Que lo bueno que venga te sorprenda y lo que no llegue que no te decepcione😉

    • saioa88
      20 octubre, 2013

      Siempre y cuando sea rodeada de gente que merece la pena…que venga lo que tenga que venir.

      Daba por finalizada mi estancia en Madrid y de repente ha sido como revivir el inicio, más intensamente y con más ganas.

      ¿Gracias a quiénes?

      Si. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 octubre, 2013 por en Sin categoría y etiquetada con , , , , .

Categorías

Follow Cultureta de pacotilla on WordPress.com

Hours & Info

1-202-555-1212
Lunch: 11am - 2pm
Dinner: M-Th 5pm - 11pm, Fri-Sat:5pm - 1am
A %d blogueros les gusta esto: