Cultureta de pacotilla

El rincón cultural cotidiano

Y Kurt Cobain encontró su nirvana

6100_1La voz dolorida de Kurt Cobain (Washington, 1967 – Seattle, 1994), cantante y líder de la emblemática banda Nirvana, caló en el imaginario de una generación. La suerte de la formación, desde que apareciera en 1987, sufrió un varapalo en 1994 con el suicidio de su cantante. Y llegó la nostalgia de todos sus seguidores que se lanzaron a las tiendas de discos. El éxito creció en los años posteriores convirtiendo a Cobain en la figura clave de la generación desencantada del grunge. Se cumplen ahora 20 años de aquel fatídico día en el que el cantante decidió consumir una gran dosis de heroína para, acto seguido, coger una escopeta de perdigones y acabar con su vida en el invernadero de su casa. El caso está cerrado pero no deja de interesar al público, ni a la policía, que hace unas semanas revelaron nuevas fotografías. Asimismo, Libros Cúpula ha publicado el libro Kurt Cobain, la historia de Nirvana de la periodista Carrie Borzillo, una especie de diario de los eventos de la formación como homenaje a la efeméride.

La trayectoria de la banda fue tan corta como intensa. Se convirtieron pronto en el paradigma de la música de los 90, la banda de rock por antonomasia yCobain se encontró siendo la voz de una quinta apesadumbrada con la vida en general, un incomprendido, un mártir del rock. Su segundo disco, Nevermind (1991) les catapultó a los primeros puestos de todas las listas de ventas con el sencillo Smells Like Teen Spirit, canción que aún hoy suena fresca. Decidió caminar agarrado de la mano de la heroína y esto le condujo a su declive y al ocaso personal.

El último mes de vida del cantante fue de todo menos tranquilo y apacible. El 1 de marzo de 1994 el grupo ofreció su último concierto. Fue en Alemania. Al día siguiente cancelaron los dos conciertos que quedaban para culminar la primera parte de la gira europea. Cobain padecía bronquitis y laringitis. Cada uno escogió un camino diferente en este receso y el cantante de la polémica canción Rape Me voló hasta Roma donde se instaló en la habitación 541 del hotel Excelsior. Su mujer, Courtney Love (San Francisco, 1964) y su hija Frances Bean (Los Angeles, 1992) vuelan desde Londres a su encuentro. Esa noche cambiaría el rumbo de sus vidas. Piden dos botellas de champán al servicio de habitaciones y Cobain lo mezcla, letalmente, con una receta de Rohypnol.

Love, que se había tomado un Valium antes de irse a la cama, encontró, a primera hora de la mañana, a su marido tumbado en el suelo, inconsciente y sangrando por la nariz. Fue ingresado en el Policlínico Umberto I, donde estuvo 20 horas en coma. En un principio se pensó que fue un accidente pero todo indicaba a un intento de suicidio. Así lo demostraría Courtney Love con la nota que encontró: “Ya no me quieres, prefiero morir que vivir un divorcio”. Saltaron todas las alarmas. Kurt Cobain había intentado suicidarse. Incluso algunos diarios lanzaban la noticia de su muerte, algo que el representante del grupo tuvo que desmentir.

Tres días después le dan el alta. Pero el 18 de marzo Cobain volvía a hacer una de las suyas. Ya de vuelta en Seattle, se encerró en una habitación con una escopeta amenazando con quitarse la vida. El día 25 organizan una reunión para hablar con el cantante sobre su adicción a la heroína. Se siente acorralado. Pero decide ingresar en Exodus el 30 de marzo donde pasaría dos noches antes de darse a la fuga. Su mujer viaja a Beverly Hills tras la charla para promocionar su disco. El músico vuelve a su casa de Seattle donde se encierra en su invernadero. Nadie sabe nada de él durante unos días, Courtney Love contrata a un investigador para que lo busquen y su madre denuncia su desaparición a la policía.

Mientras tanto, Cobain escribe su nota de suicidio y consumiendo una dosis de heroína letal, 1,52 miligramos, fatídica incluso para los consumidores de mayor tolerancia, y culminó a punta de escopeta. El cuerpo no fue encontrado hasta tres días más tarde por un electricista que trabajaba en la casa de la pareja. El resto es conocido. ¿Suicidio? ¿Asesinato? ¿Tenía Courtney Love algo que ver con esto? No está esclarecido, pero lo que se rescata es que Love estaba preparando el lanzamiento de su disco Live Through This (Sobrevivir a esto). Paradojas.

Wendy, su madre, ante la noticia declaró: “Nos ha dejado para entrar en el club de los tontos en el que le había dicho que no entrara”. Se refería a Jimi Hendrix, a Janis Joplin y a Jim Morrison. Estaba ya dentro y se convertiría en leyenda. Al igual que el resto. La maldición de las estrellas de la música de 27 años de edad. Un grupo al que recientemente se unió Amy Winehouse. La voz desgarrada quebró y desde entonces no ha habido alguien semejante. Fue el último mártir del último siglo del último grupo de rock relevante. Y Kurt Cobain encontró su nirvana. 

 

Artículo publicado en www.elcultural.es 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 7 abril, 2014 por en Sin categoría.

Categorías

Follow Cultureta de pacotilla on WordPress.com

Hours & Info

1-202-555-1212
Lunch: 11am - 2pm
Dinner: M-Th 5pm - 11pm, Fri-Sat:5pm - 1am
A %d blogueros les gusta esto: